Últimas noticias

  • ¿En que consiste el comercio justo?
    ¿En que consiste el comercio justo?
    69 visitas 0 comentarios 0 Liked

     El comercio justo es una iniciativa para crear canales comerciales innovadores, dentro de los cuales la relación...

    Read more ...
  • ¿Que es el poliéster reciclado?
    ¿Que es el poliéster reciclado?
    217 visitas 0 comentarios 0 Liked

    El poliéster con el se fabrica la mayoría de ropa que nos ponemos, es un producto derivado del petróleo con un fuerte...

    Read more ...
  • Patagonia
    Patagonia
    129 visitas 0 comentarios 0 Liked

    Patagonia es una marca de ropa sostenible y ecológica que trabaja constantemente para fabricar ropa de alta calidad y...

    Read more ...

El calzado de montaña

345 Visitas 0 Liked

A la hora de comprar calzado de montaña hay que tener en cuenta varios aspectos, tales como la dificultad del terreno por donde iremos, si vamos a correr o a andar, la época del año o las condiciones climatológicas que nos encontraremos. Además, es muy importante comprar un calzado acorde a tu talla para así evitar rozaduras, molestias o futuras lesiones.

Siempre es recomendable que la suela sea antideslizante y que tenga tacos. Asimismo, es importante el agarre y que sus distintas densidades tengan una amortiguación correcta para atenuar los impactos de nuestra zancada.

Según el terreno de nuestras rutas, tendremos en cuenta varias características, como la altura de la caña, que no es más que el material de la zapatilla o bota que sobrepasa la zona del tobillo, la dureza y la flexibilidad del calzado. También es importante la altura de la suela, que según nuestro entrenamiento y características será necesario más o menos grosor.

De igual modo, hay que valorar la ventilación y la transpirabilidad, sin olvidar que en invierno las zapatillas impermeables son las más recomendables para no padecer ningún contratiempo.

Para caminar por terrenos poco técnicos, lo más apropiado son unas zapatillas o botas de caña baja o media con poca rigidez y ligeras. Mientras que si nuestro objetivo pasa por la media o alta montaña, lo más correcto es un calzado de caña media o alta y con cierta rigidez. Para la alta montaña en invierno, mejor adquirir botas para alpinismo. Aunque esto siempre es objetivo según la experiencia de cada uno, hay quien prefiere la ligereza para una mayor libertad y velocidad.

Para correr por la montaña

Los impactos contra el suelo en cada zancada pueden pasar factura sin una técnica apropiada. Para que los pies no sufran, elige el material para correr adecuado. Los que comienzan en este deporte pueden creer que cualquier zapatilla de running vale para la montaña y no es así. Hay que adquirir un calzado adaptado al terreno por el que vamos a correr. De igual modo que al andar, se debe elegir la talla adecuada. Y si participas en una competición de trail, es importante no estrenar zapatillas, lo más apropiado es llevar las mismas que utilizas en los entrenamientos.

Los calcetines también son un factor determinante cuando salimos al campo aunque se les suele dar poca importancia. Usar los adecuados es sinónimo de mayor protección en las zonas que más sufren.

El cuidado de los pies

Tanto antes como después de una salida, lo idóneo es limpiar con cuidado los pies, sobre todo la zona de los dedos. El secado posterior es fundamental, teniendo especial atención en las zonas con más difícil acceso. Antes de ponerte los calcetines, puedes usar vaselina para evitar ampollas y rozaduras, o bien polvos de taco para evitar la humedad. 

Si además de andar corres puedes padecer, especialmente, de callosidades, uñas negras y ampollas. Si es tu caso, presta atención a su cuidado específico:

  • -Callo: si elegimos unas zapatillas inadecuadas para nosotros o bien no están correctamente ajustadas, estaremos aumentando el porcentaje de aparición de callosidades por roce y por presión. Pero también hay que tener cuidado con el apoyo que realizamos en cada pisada.
  • -Uñas negras: el continuo roce de los dedos con la zona delantera de las zapatillas es la causa de este hecho. Es importante cortar las uñas para evitar la aparición de los hematomas.
  • -Ampollas: si a pesar de todo el cuidado aparece una, lo apropiado es pincharlas para que retirar todo el líquido, pero siempre evitando romper la piel. Saber detectar el origen del problema es muy importante para poner solución como, por ejemplo, que la zapatilla no sea de una calidad adecuada. Para evitar la aparición de ampollas, limpia y seca correctamente los pies haciendo que su temperatura disminuya.

Sea como sea vuestra jornada de montaña, al terminar un gran número de kilómetros lo mejor es descalzarse para que los pies descansen tras el esfuerzo. Recuerda que debes limpiarlos y secarlos correctamente, y ahora es el mejor momento para utilizar una buena crema hidratante.

Tag: Calzado
Categoría:: Montaña, Calzado, Senderismo

Deja un comentario